martes, 9 de octubre de 2012


ACTUALIDAD

ESPAÑA PERDERÁ CASI UN MILLÓN DE HABITANTES EN LO QUE RESTA DE DÉCADA.


España, que a finales del siglo XX había dejado de ser un país de emigrantes para convertirse en un país de inmigrantes, volverá a sus orígenes, ya que la emigración de ciudadanos será mucho más acusada que la llegada de inmigrantes. La evolución de la coyuntura económica es la responsable de este hecho. Esta reducción poblacional tendrá consecuencias negativas. Provocará un descenso de los nacimientos y el incremento de las defunciones, junto con el ascenso de la tasa de dependencia, debido al envejecimiento de la estructura demográfica.
La emigración española será de jóvenes cualificados, no como antaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario